Queridos Padres:

Cuando su hijo tenga ganas de dormir, cuéntenle este tierno cuento una y otra vez, hasta que sueñe con conejitos blancos...

o de colores.

Cuentos de Adrián

LOS

CONEJITOS

DE COLORES

Había una mamá coneja que tenía muchos conejitos. Todos eran muy blancos, y también, como todos los niños, eran muy juguetones y un poquito locos. Así que siempre estaban jugando por el campo.

Pero, un día, todo el paisaje apareció también blanco. ¡Había nevado!

Cuando la mamá coneja fue a buscar a sus pequeños, no los podía encontrar, porque como eran blancos, se confundían con la nieve. Entonces fue a buscar pinturas y pintó a sus conejitos de todos los colores. ¡Ahora sí podía verlos, fácilmente, jugando en la nieve blanca!.

Todo anduvo bien, hasta que un día, al mirar al campo, no pudo encontrar nuevamente, a sus conejitos queridos. ¡Había llegado la primavera con todo su esplendoroso colorido!.

Llamó a sus niños y uno a uno los lavó y los volvió a su color natural, el blanco. Ahora los podía observar tranquilamente como corrían por el florido campo. Estaba muy feliz. Pero, un día, pasado el tiempo... ¡volvió a nevar!

                                                              ...y este cuento vuelve a comenzar.

Adrián dice:

“Ser cachorro es lo más lindo que hay, aprovecha para ser feliz...”