Adrián dice:

“Si tu mascota te mueve la cola quiere decir que te ama y que le gustaría salir a jugar contigo”

Queridos Padres:

¿Qué decirle a su hijo cuando ve a alguien diferente?

Pues, una opción es leerle la historia de Puntito, que era muy diferente, pero que valía igual que los demás.

Y después, simplemente, ayudarlo a entender el sentido del cuento.

Cuentos de Adrián

PUNTITO,

EL ELEFANTE AMARILLITO

Como todos saben, los elefantes son grandes y de color gris. Hasta que nació Puntito, el elefante enanito y amarillito... Como era diferente, los demás hacían bromas y se reían de Puntito. Los elefantes grandes y grises se jactaban de su fuerza y de los grandes pesos que eran capaces de mover. Puntito solo podía llevar ramitas, hojas secas, pasto y granitos de maíz, en su pequeña trompa amarilla.

Un día, un gran árbol cayó sobre el jefe de los elefantes, dejándolo atrapado. Todos los fuertes elefantes corrieron a salvar a su jefe. Pero por más fuerza que hacían, no podían levantar el árbol. Todos transpiraban y jadeaban tratando de levantar aquel tremendo peso.

Pero no podían.

Hasta que de pronto, un relámpago amarillo llamado Puntito, saltó sobre el tronco y con gran sorpresa para ellos, vieron que el árbol se levantó y el jefe quedó libre. La fuerza de todos no pudo levantar el árbol porque faltaba un poquito más... justamente la poquita fuerza del pequeño elefantito.

Y así fue que los grandes elefantes comprendieron que todos eran útiles, incluso Puntito... el amarillito.