Adrián dice:

“Tu hogar es tu refugio, tu alegría, el lugar donde compartir con tus seres queridos... ¡Viva el hogar!”

Queridos Padres:

Es importante que tu hijo sepa que hay que respetar a los demás.

Que la fortaleza no se demuestra burlándose del débil, sino que, al contrario, defendiéndolo de los abusadores.

Cuentos de Adrián

LA

SEMILLA

Una vez en el campo, se encontraron, un par de semillas de sandía, que son muy grandes y una semillita pequeña y tímida.

De inmediato, las grandotas, empezaron a molestar a la pequeña.

- “Eres enana”, le decían.

- “Casi no te ves.”

- “Cuidado que te aplastamos”, se reían.

La semillita estaba a punto de llorar.

En eso estaban, cuando llegó la hora de entrar en la tierra, para iniciar el largo y natural proceso de transformarse en plantas.

Pasó el tiempo y empezaron a crecer. Las sandías no crecieron mucho, porque sus frutos eran muy grandes y pesados. 

Mientras tanto, la pequeña semilla resultó ser un árbol, y crecía y crecía. Y en ese momento miró para todos lados y dijo:

- “¿A dónde se habrán ido las semillas que me molestaban tanto?”

Y las sandías se pusieron verdes de envidia por fuera y rojas de vergüenza por dentro.

                                                ¡Cuidado abusadores! Dentro de un pequeño,

                                                                       puede estar escondido un gigante...